En las últimas décadas, ha habido una multiplicación de diferentes tipos de incidentes importantes - tecnológicos, creados por el hombre o naturales- que ocurren simultaneamente en diferentes lugares. Esto ha llevado a las partes participantes en los sistemas de protección civil, a replantear las estrategias sobre cómo coordinar las respuestas frente a estas nuevas amenazas. Como auxiliares de los poderes públicos y primeros intervinientes en emergencias, las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja han experimentado de una manera directa, la complejidad adicional que representan estos tipos de incidentes, así como la necesidad de modificar las medidas de preparación y mejorar la comprensión de los riesgos asociados.

Liderado por la Cruz Roja Francesa, la “Intervención coordinada de respuesta a eventos en múltiples emplazamientos” (MERCI, de su traduccion del inglés) es un proyecto de dos años de duración, implementado en cinco países europeos (Francia, Italia, España, Bulgaria y Portugal) desde enero de 2017. Nació de una voluntad común para fortalecer la resiliencia de las comunidades ante desastres en múltiples emplazamientos- múltiples riesgos en grandes áreas urbanas, mediante el fortalecimiento de las capacidades de las organizaciones  voluntarias de protección civil y la coordinación con las autoridades públicas, tanto durante dichos eventos como después de ellos.

En particular, el Proyecto MERCI tiene como objetivo:

  • Desarrollar una herramienta de planificación de respuesta transnacional, que sea replicable y que tenga en cuenta las experiencias anteriores y los protocolos operativos
  • Fortalecer las capacidades y la efectividad de los intervinientes en la gestión de eventos en múltiples emplazamientos o riesgos múltiples.

El proyecto reúne a seis socios de la Cruz Roja para evaluar las necesidades de los intervinientes, analizar los conocimientos, practicas y herramientas existentes, así como desarrollar directrices y protocolos operativos adaptables a cada contexto, para la gestión de crisis en múltiples emplazamientos.

Durante estos 2 años de duración del proyecto, tanto los intervinientes como los gestores de operaciones de emergencia, han desarrollado un aprendizaje sobre estos nuevos riesgos potenciales, así como sobre cómo responder a ellos, al tiempo que incorporan herramientas de planificación armonizadas. Después de la capacitación especializada, se han llevado a cabo una serie de ejercicios de simulación en cada uno de los cinco países participantes para probar y adaptar los procedimientos desarrollados.

MERCI se implementa con el apoyo del Instrumento Financiero de Protección Civil de la Unión Europea, cuyo objetivo es mejorar la cooperación en materia de prevención y preparación en materia de protección civil y contaminación marina. El programa cubre cualquier tipo de desastre, incluyendo inundaciones, terremotos, incendios ,pandemias, o emergencias químicas, biológicas, radiológicas y nucleares. Leer más